C.D. Zamarat

BUSCADOR

 
Noticia

FRAN GARCÍA, NUEVO ENTRENADOR DEL PRIMER EQUIPO DEL CD ZAMARAT ACTUAL QUESOS EL PASTOR.

El técnico asturiano Fran García es el elegido para pilotar la nave naranja en la nueva temporada del equipo zamorano en la máxima competición del baloncesto nacional, la Liga Día. La octava temporada consecutiva del equipo cuenta de este modo con un entrenador de sobrada…

Noticias

 

LA COLECCIONISTA DE MEDALLAS

13/02/2014 17:38

A Marina Delgado no le gusta destacar pero la balear puede presumir de tener uno de los currículums más brillantes como jugadora de baloncesto en categorías inferiores con tres medallas de oro (U16, U18 y U20) y una de plata (Europeo U18) en campeonatos europeos y un subcampeonato mundial (U19). Es precisamente la capacidad de liderazgo y asumir responsabilidades lo que más se ha trabajado con ella y su evolución ha sido muy positiva durante la temporada, lo que hizo que firmara en Navidades su renovación por una temporada más.

Mientras trabaja en la rehabilitación de su rodilla para recuperarse de una lesión, hace un repaso a su vida y su carrera tanto a nivel personal como deportivo.


“Mi infancia la recuerdo muy feliz. Estaba siempre contenta, me divertía con muy poquito, un poco como ahora que me basta muy poquito para entretenerme y ser feliz” - afirma Marina - “Mallorca es un lugar precioso. En verano es genial poder elegir la playa que quieras, puedes ir a la montaña, hacer de todo… Lo que menos me gusta es que haya tanto extranjero en según qué sitios, a veces es imposible estar tranquilo.” Sobre un lugar favorito en la isla lo tiene claro: “No tengo, me gusta mucho estar con mi familia y mis primos así que cualquier lugar con ellos es un buen lugar.”

La joven mallorquina comenzó en el baloncesto muy pronto, casi por casualidad: “Tenía 5 años y era un culo inquieto. En las fiestas del pueblo había una diada de deportes. Había muchísimos deportes, los probé todos y cuando el entrenador del equipo de allí (C.D. Jovent) me vio jugar, le dijo a mis padres que quería que fuera a probar un día con ellos a ver si me gustaba. Nunca había tocado un balón de baloncesto antes pero yo quería hacerlo todo y me apunté. Y así fue como empecé.”

Un comienzo brillante en el mundo del deporte que le llevó pronto a dejar su Mallorca natal para ir a jugar a Vigo: “Al principio fue duro, empecé viviendo sola porque mi compañera de piso llegaba más tarde y acostumbrada a estar siempre con gente, lo pasaba un poco mal al llegar a casa y no poder hablar con nadie. Pero mereció la pena, crecer fuera de casa creo que te hace madurar más: he conocido a mis mejores amigos y he pasado mis mejores años fuera de casa.”

“Mi etapa en el Celta la recuerdo muy bonita, fueron 4 temporadas en las que viví de todo. Crecí como jugadora, pero sobretodo como persona. Allí me hice lo que soy ahora, tengo mis amigos y mi vida allí. La temporada que recuerdo con más cariño es la última que estuvimos en Liga Femenina (2011-12). Fue un año deportivamente y como grupo muy bueno, si pudiera repetir alguna temporada, sería aquella” asegura Marina. Después, nueva experiencia en la máxima categoría en el Cadí La Seu: “Fue una etapa corta pero aprendí mucho. Son experiencias que vas acumulando y, aunque no lo pensara en su momento, que te ayudan a crecer. De allí también me llevo buenos amigos y muy buenos momentos”.

Ya centrados en Zamora, Marina Delgado hace un repaso a la temporada del equipo naranja: “La temporada va más o menos según lo que imaginábamos al principio. Al ser un equipo completamente nuevo, estaba claro que los resultados serían mejores en la segunda vuelta que en la primera. Es cierto que nos hubiera gustado empezar a ganar antes, pero estamos tranquilas y confiamos en el trabajo que hacemos desde el primer día. Nosotras nunca hemos dejado de creer que la permanencia sería posible”.
 
“A nivel individual creo que me he adaptado bien al equipo. El estilo de juego que quiere Juan es el que a mí me gusta, quizá por eso me cueste menos entender lo que el entrenador quiere. Al principio me costó un poco más entrar en el juego y en el ritmo que la liga requiere pero poco a poco me fui sintiendo más cómoda y más tranquila y las cosas iban saliendo mejor” asegura.

¿Base o escolta? “Es la eterna pregunta. Me da igual, son cosas diferentes y son Marinas diferentes también. En el base soy más tranquila y me dedico más a organizar y a tratar de encontrar ventajas. De escolta trato de romper más y correr más. Son diferentes, pero tampoco tengo predilección por una u otra posición”. La mallorquina comenzó la temporada como escolta pero las circunstancias del equipo la han llevado a asumir tareas de dirección de equipo. Y el equipo cada vez va a más, como Marina: “La clave de la mejora es el trabajo diario. Desde el primer día de temporada no ha habido un solo día en que no hayamos trabajado con mentalidad ganadora. No somos un equipo perdedor, solo un equipo que perdía porque llegaba el lunes y trabajábamos y nos convencíamos de que el fin de semana íbamos a ganar y a darle un vuelco a la situación”.

Actualmente Marina cumple tres semanas de parón por problemas en el ligamento de su rodilla, la misma de la que está operada del menisco: “Por eso hay que ir con un poco más de precacución. La lesión va bien, despacio, pero bien. Confío en que con la rehabilitación y el trabajo que estoy haciendo de fortalecer el cuádriceps, me haga estar pronto en las pistas de nuevo”.

Algo desconocido para mucha gente es que la joven mallorquina compagina el baloncesto con sus estudios de psicología a distancia: “Puedo compatibilizarlo bien, puedo coger menos asignaturas y tratar de llevar la carrera con calma. Pero si te organizas bien, puedes compatibilizar prácticamente cualquier cosa”. A pesar de ello, la psicología deportiva no entra dentro de los planes de futuro para Marina:  “No es algo que me llame mucho la atención, siempre he dicho que yo lo que quiero ser es policía”.


Por último, Marina responde a nuestro cuestionario centrado en sus veranos y campeonatos con la selección española:

- ¿El mejor recuerdo que has tenido con la selección?
- Todo lo que tengo son buenos recuerdos. Todo el mundo habla de ganar los campeonatos, ganar partidos… pero es que el día a día también eran buenos momentos. Lo pasábamos muy bien. Me siento afortunada de pertenecer a la generación del 92 porque aparte de disfrutar jugando y ganando, disfrutábamos más todavía fuera de la pista.

- ¿Y el peor?
- El peor sí que está ligado a las derrotas, el momento que menos me gusta recordar es cuando perdimos la final U18 contra Italia.

- ¿Cuál es el mejor lugar donde has jugado un campeonato?
-El país que más me gustó fue Suecia. Tampoco es que me encantara pero las otras ciudades en que jugamos los campeonatos no eran muy acogedoras... Katowice (Polonia) creo que es la que menos me gustó.

- ¿Quién es la mejor jugadora con la que has jugado en la selección?
- Leonor Rodríguez. He jugado con muchísimas jugadoras que van a ser importantes en la liga y en la selección pero Leo me impresionó mucho y me parece muy buena jugadora.

- ¿Con la qué mejor te llevas?
- Por suerte me llevo bien con todas, hemos pasado muchos años juntas.. Pero Rosó, Laura Gil, Elena Díaz, Mariona, Queralt… son con las que más tiempo he pasado y con las que más afinidad tengo.

- ¿Cómo eran las concentraciones?
- Las concentraciones al principio eran duras porque hay muchas horas de entreno. Pero recuerdo que lo pasábamos muy bien, siempre encontrábamos tiempo para juntarnos y pasar un buen rato. 

-¿Y los deseados días de descanso?
Los días libres paseábamos por la ciudad, íbamos al cine, cenábamos fuera y aprovechábamos para comer todo lo que no nos dejaban el resto de días.

- ¿El mejor seleccionador con el que has estado?
- No podría decirte un solo entrenador porque todos tienen su manera de hacer las cosas y aprendes de todos ellos.

- Por último, una anécdota que te haya pasado con la selección.
- Anécdotas hay muchas y muchas que no se pueden contar, como una con Rosó y Laura Gil, que seguro que la recuerdan muy bien… (risas). No sé, el inglés de Mariona, que no había nadie que se entendiera con ella. O el último año, nos ponían la comida en medio de la mesa e íbamos cogiendo. Nuestra parte de la mesa acababa con todo y le cogíamos lo que les sobraba a la otra parte. Nos juntamos las de buen comer en el mismo lado y al final… optaron por traernos dos bandejas de comida a nuestro lado de la mesa.

MÁS IMÁGENES

Ampliación
 

[volver a noticias...]

PATROCINADORES

Club Deportivo Zamarat   Diseño Web SGM